Sábado 21 de Octubre | 00:10 hs

EMILIO MÉNDEZ
ESTELLA (NAVARRA)

Tarde grande de Diego Urdiales

El riojano cortó tres orejas de una seria corrida de Antonio San Román para dejar pleno sabor en sus faenas; Curro Díaz y Javier Marín pasearon un trofeo por coleta

EMILIO MÉNDEZ

Curro Díaz, Diego Urdiales y Javier Marín hacían el paseíllo en la tarde de este sábado en la primera de la feria taurina de Estella. La localidad navarra acogía un cartel en el que se lidiaban toros con el hierro de Antonio San Román.

No se lució Curro Díaz a la verónica frente al primero, un toro que derribó al picador en al suerte de varas. La faena de Curro fue de menos a más, sobre todo porque a base de paciencia y oficio, le encontró la distancia correcta al ejemplar, que poco a poco fue asentándose. Lo mejor vino al natural, templado el torero, con mucho gusto por ese lado izquierdo. Otras dos buenas por la derecha y una estocada fueron suficientes para cortar la primera oreja de la tarde.

El segundo de la tarde, primero del lote de Urdiales, fue un toro que de inicio salió también incierto y posteriormente, tras el tercio de varas, la faena del riojano tuvo un prólogo inteligente para llevárselo a los medios. Comenzaron muletazos con empaque y profundidad en una faena con momentos muy toreros, conectando con el tendido. Hubo muletazos sentidos y posteriormente la faena fue a más, dejando un estoconazo para que el palco le otorgase dos orejas.

El tercero, primero del lote de Marín, fue un toro ensabanado que fue incierto de inicio y que le dio al navarro pocas opciones de capa. Brindó al respetable. Le costó trabajo al torero encontrar la distancia, ya que le costaba humillar. Firme anduvo el joven, con mucha disposición, pero pocas opciones le dio. Culminó con manoletinas. Falló a espadas, escuchó un aviso y quedó en palmas su labor. 

El cuarto de la tarde fue un toro noble aunque escaso de fuerzas. Lo saludó Curro Díaz con verónicas muy templadas y remató con mucha torería. Tras el tercio de varas, se vino a menos en la muleta. Sólo dejó algunos compases a menos. El toro no aguantó. Pinchó, además, a su oponente. Recibió palmas.

Diego Urdiales le cortó una oreja al quinto tras cuajar una labor importante a un toro de buena presencia. Tenía recorrido y bravura. El torero lució al animal de capa, dejando una media con mucho sabor. Muleta en mano y tras brindar al respetable, el arnedano dejó una labor personalísima. Hubo momentos, aunque estaba encastado el animal, se abandonó el riojano a diestras. En los remates tuvo mucho gusto. Dejó un buen espadazo, debiendo usar el descabello para obtener una oreja más.

El sexto de la tarde fue un toro complicado para Marín. Anduvo dispuesto y firme, eso fue lo que predominó en su lidia. Con la muleta, intentó gustarse y conectar. Falló con la espada a la primera y a la segunda sí la metió. Cortó una oreja.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Estella, Navarra. Primera de feria. Corrida de toros.

Seis toros de Antonio San Román.

Curro Díaz, oreja y palmas.

Diego Urdiales, dos orejas y oreja. 

Javier Marín, palmas tras aviso y 

Galería de fotos

Valorar esta noticia

40% Satisfacción
20% Esperanza
0% Bronca
13% Tristeza
13% Incertidumbre
13% Indiferencia
Comentarios
CULTORO PROYECTA SL Contacto Publicidad Aviso legal Política cookies
Calle Platerías número 41, Colmenar Viejo 28770 - Madrid - España - redaccion@cultoro.com
Desarrollado por: CMS Peridicos