Miércoles 22 de Noviembre | 00:17 hs

ILLUMBE

El temple de Perera toca pelo y la espada se lo impide al magisterio de Juli

La corrida de Garcigrande, seria, cerró el abono de la Semana Grande donostiarra con más de tres cuartos en los tendidos de Illumbe; ovacionado resultó Alejandro Talavante

El Juli, Miguel Ángel Perera –en sustitución del herido José María Manzanares- y Alejandro Talavante cerraban en la tarde de este martes la Semana Grande de San Sebastián, un rematado cartel con los toros de Garcigrande y Domingo Hernández.

Se impuso El Juli a la bronca condición del serio abreplaza, un animal al que le imprimió mucha técnica sumados al valor innato en su personalidad torera. Julián supo sobreponerse a la condición mansa del astado de Garcigrande para conectar por ambos lados en muletazos aislados pero compactos. Mató de estocada un punto trasera y recibió ovación tras fuerte petición. La espada le impidió pasear premio frente al cuarto, un animal al que lució templado a la verónica y que posteriormente brindó al rey don Juan Carlos. Por ambas manos se lo pasó despacio Julián, llegando arriba ante un animal con teclas que supo tocar perfectamente el diestro. Una media estocada y varios golpes de verduguillo sirvieron para que cayese el toro pero no para que el palco concediese un premio ganado por el matador.

Silencio ante un segundo nada fácil escuchó Miguel Ángel Perera, un animal que terminó por mansear en el último tercio e incluso poner en apuros al torero extremeño en alguno de los compases de su labor. Dejó momentos templados, como lleva atesorando durante toda la temporada en sus actuaciones, pero no tuvieron eco por la complicada embestida del animal. Una oreja con muchísima fuerza le paseó al segundo de su lote, un quinto en el que el temple afloró en el gran momento que atraviesa el torero extremeño. Perera anduvo despacioso ya en el recibo capotero, brindando al rey su labor para proseguir con un animal también con teclas al que logró, a base de largura en los muletazos por ambas manos y temple con el medicamento de dárselos por abajo, lograr convencer al tendido. Mató de pinchazo y estocada y paseó premio.

Silenciado también resultó Talavante ante el manso tercero de la tarde, primero de su lote, un astado de Garcigrande al que sí lució de salida a la verónica. Se desmonteró su cuadrilla en el tercio de banderillas, pero no tuvo la misma condición alegre y boyante el astado en la faena de muleta de Talavante. Buenos momentos sin eco en el tendido dejó frente al sexto, siendo ovacionado. 

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Illumbe. Última de la Semana Grande. Corrida de toros. Tres cuartos de entrada. 

Seis toros de Garcigrande y Domingo Hernández.

El Juli, ovación y ovación. 

Miguel Ángel Perera, silencio y oreja. 

Alejandro Talavante, silencio y ovación. 

Galería de fotos
9
1
Comentarios
CULTORO PROYECTA SL Contacto Publicidad Aviso legal Política cookies
Calle Platerías número 41, Colmenar Viejo 28770 - Madrid - España - redaccion@cultoro.com
Desarrollado por: CMS Peridicos