Miércoles 22 de Noviembre | 15:24 hs

JAVIER FERNÁNDEZ-CABALLERO
CÉRET (FRANCIA)

Maxime Solera, el picador Gabin Réhabi y el sexto de Raso de Portillo hacen vibrar la plaza

Destacó el hambre de García Navarrete y Maxime Solera, yéndose éste de forma doble a la puerta de chiqueros; entre silencios pasó el festejo Mario Palacios

JAVIER FERNÁNDEZ-CABALLERO / FOTOGALERÍA: MURIEL HAAZ

Mario Palacios, Daniel García Navarrete y Maxime Solera hacían esta mańana el paseíllo en la localidad francesa de Céret para la novillada picada del abono. A las once y cuarto, por retraso de García Navarrete, arrancaba la función.  Junto a la frescura de Maxime Solera, que destacó con creces en el sexto, el picador Gabin Réhabi se también se llevó la mańana y fue la nota más destacada, poniendo al tendido en pie tras cuatro excelentes puyazos al sexto animal del festejo. Destacó también el hambre de García Navarrete, yéndose éste de forma doble a la puerta de chiqueros; entre silencios pasó el festejo Mario Palacios. 

A la puerta de chiqueros se fue Maxime Solera a recibir al tercer novillo de la mańana, un animal largo y serio que salió echando las manos por delante. Pepe Aguado se encargó del tercio de varas del animal, en el que dio emoción. Al matador de toros catalán Enrique Guillén fue el brindis, haciendo un guińo a toda la afición catalana que se encontraba en el coso. En el trasteo, el galo supo imprimir valor ante la condición del astado para ganarse la ovación tras pinchar. De nuevo a la puerta de chiqueros se fue Solera a recibir al sexto de la mańana, un animal que se le vino encima y a punto estuvo de arrollarlo, pero resolvió tirándose a la arena el jovencísimo galo. Se revolvió el astado en el primer puyazo, aguantándole bien el picador. Le dio juego a Gabin Réhabi también en los dos siguientes puyazos, clavándolos arriba el picador y poniendo en pie a toda la plaza. También vibrante fue el cuarto puyazo. Al público fue el brindis del joven, que sonsacó la emoción del novillo poniendo en pie al respetable con tandas cuajadas por la mano derecha. Se deslizó hasta el final el novillo, aguantándole los embroques Solera. En un momento de apuro y estando descubierto por la mano izquierda, el novillo lo prendió de forma fea pero sin consecuencias aparentes. La espada le quitó el premio.

 

Negro era el primero de la mańana, primero del lote de Mario Palacios, un astado que dio juego en el caballo y ante el que el piquero le levantó bien la vara. Espectacular fue el par de Fernando Sánchez en faena. Por la mano diestra intentó Mario Palacios aprovechar las virtudes del de Raso de Portillo, pero no terminó de confiarse ante un astado para mostrar domeńo. Debió darle técnica para aprovechar esa media altura, incluso viniéndosele por dentro en una ocasión precisamente por esa falta de mando que hubo de haber desde el primer momento. Le molestó mucho el viento en el final del trasteo. De metisaca y estocada mató Palacios, requiriendo el novillo de golpe de descabello. El viento fue el principal protagonista de la actuación de Mario Palacios frente al cuarto. El novillero tuvo que hacerle frente a ese condicionante para sonsacarle algunos compases. Fue silenciado de nuevo.

Mostró mucha falta de fuerza el segundo ya en el capote de García Navarrete, que no pudo sino justificarse de capa ante la condición blandona del astado de salida. Le dio cera el picador en el primer puyazo, algo que protestó la plaza; ya en el segundo encuentro en el peto, también le dio lo suyo el piquero entre los abucheos constantes del ruedo, con los que se despidió del ruedo. Ya en faena, dejó un buen inicio el jiennense para encontrarle la distancia con la mano derecha. Le perdió los pasos necesarios y consiguió conectar por ese lado Navarrete. Detalles hubo en el final del trasteo, pero la mala espada le impidió tocar pelo. Fue ovacionado al esfuerzo. Con series cortitas de tres y cuatro muletazos consiguió el jiennense hacerse con la condición de viaje corto que tenía el de Raso de Portillo, sufriendo un feísimo susto. Finalmente fue silenciado. 

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Céret. Segunda de feria. Novillada con picadores. Lleno. 

Seis novillos de Raso de Portillo.

Mario Palacios, silencio y silencio. 

Daniel García Navarrete, ovación y silencio. 

Maxime Solera, ovación y vuelta al ruedo. 

 FOTOGALERÍA: MURIEL HAAZ

Galería de fotos
7
4
Comentarios
CULTORO PROYECTA SL Contacto Publicidad Aviso legal Política cookies
Calle Platerías número 41, Colmenar Viejo 28770 - Madrid - Espańa - redaccion@cultoro.com
Desarrollado por: CMS Peridicos