Sábado 21 de Octubre | 00:22 hs

EMILIO TRIGO
CRÓNICA, GRANADA

Orejas con sabor a Puerta Grande para Garrido y Marín

Garrido realizó un toreo muy arrebatado; Marín mostró elegancia. López Simón se escapó de milagro y pechó con el peor lote de una deslucida y desigual corrida de El Torero

EMILIO TRIGO / FOTOGALERÍA: LANCES DE FUTURO - ARJONA

 

Alberto López Simón, José Garrido y Ginés Marín hacían esta tarde el paseíllo en la Monumental de Frascuelo de Granada en la que se había denominado como corrida joven del abono del Corpus. Se lidiaban Toros de El Torero. 

Una corrida de toros muy desigual de hechuras y de comportamiento es la que saltó al ruedo de Granada. Un festejo como demasiados factores en contra antes de empezar. Por segundo día consecutivo, los antis en la misma Puerta Grande con su numerito de siempre. Si acaso una docena de protestantes. La lluvia veraniega no quiso perderse el acontecimiento de hoy, ni tampoco las rachas de viento que recordaban más a Tarifa que ha otra cosa. Para colmo el calor bochornoso y encima un polverío en la plaza a pesar de la lluvia. Así empezó un festejo de jóvenes en el que también se vivióel dramatismo con López Simón. En fin, una tarde con contrariedades, donde hasta el ganado bravo estuvo en contra para que no faltara de nada. El primero al devuelto al corral. Lo mejor, las faenas de José Garrido y Ginés Marín. Ambos extremeños, mostraron sus acusadas personalidades para agradar a la escasa parroquia. Oreja por coleta, al toreo arrebatado y barroco de José Garrido; y a la elegancia y temple de Ginés Marín. Un triunfo que se antoja corto y que debió ser de Puerta Grande, puesto que se enfriaron los ánimos al tardar en caer el cuarto y pinchar Marín al tercero.

Muchas cosas en contra tuvo Alberto en el abreplaza. Enumeremos, el fuerte vendaval, la lluvia, el polverÍo y la embestida descasada y orientada del bis. Con todo, apechugó López Simón solventado las complicaciones con oficio y exposición. Tras los primeros compases en los que estaba ahormando la acometida el viento lo descubrió y el toro se lo llevó por delante. Angustioso momento con el diestro colgado del pintón por la axila. Afortunadamente todo quedó en un enorme susto. A partir de ahí, desarrolló el astado buscando constantemente sobre todo por el derecho, porque nunca iba metido por ahí. Alberto intentaba ganarle la acción pero Eolo se la jugaba a la contra. La faena, fue permanentemente un toma y daca, poniendo las pulsaciones de todos a mil. Casi entera acabo con el guasa. Antes Simón toreó de dulce con el capote en el recibo y en el posterior quite.Ovación.Con el cuarto, pasó fatigas Alberto con el mal intencionado. El segundo del toro fue un toro que nunca tomó la muleta de forma igual. El astado muy justo de poder, se defendió a cada momento pero de forma oscura, sin exteriorizar su guasa. De mitad de labor hacía delante el oponente lo sacó de dentro y todo el mundo se dio cuenta de su maldad. Le echó casta y oficio el madrileño para tragar paquete en cada arrancada. Se jugó los muslos y casi nadie se dio cuenta en una faena para profesionales.

Mismo panorama adverso para Garrido ante el primero de su lote. La diferencia es que el toro no desarrolló sentido pero sin embargo, no quería pelea y marcaba una y otra vez, su querencia a chiqueros. Allí quería y allí tuvo que ser donde al final José le instrumentó pasajes muy personales. La faena del extremeño estuvo basada en el toque fuerte y la muleta 'alante' para traer claudicado a su antagonista que embestía a media altura. Una labor con sello, pero sin continuidad por la desclasada embestida del toro. También José como Alberto, se lució con enjundia con el capote.Silencio en una faena brindada a Rafael de Paula. Se desquitó Garrido ante el segundo de su lote. El extremo realizó una buena faena. El quintó fue un toro que sacó fondo y durabilidad aunque es cierto que se fue apagando. El del Torero tuvo carbón pero se las quitó José con toreo del bueno. Garrido exprimió a su oponente y le exigió una enormidad con una muleta que arrastraba más de la mitad de la barriga por el albero maestrante. Hubo ligazón y mando dentro de un conjunto bellísimo y muy torero.Al final, Garrido acobardó al toro con un tragantón tan sincero como humilde entregado a su poderosa y barroca labor. La estocada rubricó la buena nueva, pero la tardanza en caer enfrió la cosa y lo dejó todo en una oreja con fuerza. 

Al tercero Gines Marín le cuajó una gran actuación de principio a fin. Sólo tuvo un pequeño borrón en su haber, el pinchazo antes de la buena estocada. Lo demás de muy buena nota. Marín abrió el compás al torear con prestancia con el capote resultando un saludo con mucho empaque. Tras la oportuna vara, quitó con el capote a la espalda con mucho riesgo y exposición cambiando el viaje del toro a pocos centímetros del cuerpo. Ginés andaba por la plaza con mucha torería y pareció hipnotizar al viento.El extremeño tuvo un buen toro que duró hasta el final y que llegó con prontitud y transmisión a la templada muleta. Gines se "harto" de torear por ambos pitones con ligazón y estética construyendo una preciosa obra. Gines Marín encontró toro por todos sitios y aprovechó en estado de gracia cada encastada y enclasada embestida.El joven diestro le abrió los caminos rompiendo al toro por abajo. El inoportuno pinchazo le robó las dos previsibles orejas y por ello la Puerta Grande. Abanto el sexto y manso de condición. Un toro sin fijeza en ningún tercio y mentiroso en el caballo. Este no le dio ninguna opción Ginés Marín. Correcto sin más ante tan nesfato material. Silencio 

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros Monumental de Frascuelo. Segunda de la Feria del Corpus. Corrida de toros.

Entrada: Más de un cuarto de plaza.

Seis toros de El Torero deslucida y desigual corrida.

Alberto López Simón; Ovación y palmas.

José Garrido; Silencio y oreja.

Ginés Marín; Oreja y silencio.

Cuadrillas: Saludaron en el quinto, Antonio Chacón y José Mª Amores.


 



Galería de fotos
13
3
Comentarios
CULTORO PROYECTA SL Contacto Publicidad Aviso legal Política cookies
Calle Platerías número 41, Colmenar Viejo 28770 - Madrid - España - redaccion@cultoro.com
Desarrollado por: CMS Peridicos