Martes 26 de Septiembre | 17:28 hs

JAVIER FERNÁNDEZ-CABALLERO
MADRID

David Mora corta una oreja y se reconcilia con Las Ventas

Aunque protestada por un sector de la plaza, paseó un trofeo Mora del buen sexto de Parladé, dejando otra sólida actuación en el tercero, en el que también hubo petición; sin opciones Curro y Fandiño

JAVIER FERNÁNDEZ-CABALLERO / FOTOGALERÍA: LUIS SÁNCHEZ-OLMEDO

Una corrida de toros de Parladé remendada con un toro de El Montecillo era la que planteaba, en la tarde de este jueves, la octava corrida de toros de la Feria de San Isidro. En el cartel, hacían el paseíllo Curro Díaz, Fandiño y David Mora.

"Noctámbulo” era el primero de la tarde, un animal con el hierro de Parladé al que con un peso de 567 kilos. Curro Sánchez picó a ese primero después de hacerle un extraño a Curro Díaz en el capote, debiendo tomar el olivo el jiennense. El veterano capote de Pablo Saugar "Pirri”, aguantándole Óscar Castellanos durante el tercio de banderillas. No descolgaba nada cuando Curro Díaz le planteó el toreo muleteril directamente al natural. Más defendiéndose que embistiendo de verdad fue el animal de Parladé, con el que Curro no pudo sino justificarse ante tal animal. De media estocada finiquitó con el animal el linarense. Silencio.

"Lingotazo” se llamaba el segundo, número 34, de capa negra y nacido en enero de 2013, siendo duramente protestado por la plaza. Bien le embistió al capote del vasco, dejándose pegar en el peto de Rafael Agudo especialmente por el pitón derecho, pero se cayó tras pasar por el jaco y lo devolvió la presidencia. Decidió correr turno Fadiño y salió el toro quinto, un animal que se cayó en las telas de Fandiño ya de salida y pegó gañafones en el caballo, sin entregarse ni emplearse en ninguno de los dos puyazos, que además fueron leves. Brindó, por fin, a su Majestad el Rey don Juan Carlos: "Yo nunca he sido un hombre de protocolos, pero este brindis me sale del corazón. Es una grandísima persona y por eso se lo brindo, Majestad”. No terminó de romper la condición de un toro que sí tenía calidad pero no el empuje final para salir adelante. Manejable fue el animal, con el que Fandiño no logró el acople final. Mató efectivo.

"Lustroso” era el tercero, que salió como una bala de toriles, el animal de menos peso de la corrida con 487 kilos de peso. Israel de Pedro picó al animal, que embistió calamocheando y haciendo sonar el estribo cuando sintió el hierro en su morrillo. Una buena pelea en el segundo puyazo dejó el de Parladé. Con el capote a la espalda realizó el quite David Mora, embistiendo por bajo el animal al envés de la capa del torero madrileño y conectando el matador con el tendido. Lidió Ángel Otero a un animal que fue tardo en asistir a su engaño. En la cara pero clavando sólo un palo compareció Antoñares, debiendo tomar el olivo porque le hizo hilo; tiempos le dio Ángel Otero, dejando otro buen par Antoñares en su segundo turno. "Este brindis va por usted y por España. Porque tenemos un país maravillosos que a veces no sabemos aprovecharlo. Porque tenemos un país maravilloso que en muchas ocasiones no sabemos aprovecharlo. Va por usted y por este país”, señaló en la dedicatoria al Rey. Se lo cambió por la espalda en el inicio y excelentes fueron los muletazos a diestras de la primera tanda antes de que el toro cayese. Se afligió un punto el animal entonces, debiendo Mora dosificar al de Parladé. La calidad imperó en el toreo del madrileño, que mató ejecutando la suerte perfectamente. Ovación tras petición.

"Chispero” se llamaba el negro salpicado cuarto, toro con el hierro de El Montecillo, nacido en noviembre de 2012 y al que recibió Curro Díaz pero no le hizo caso, yéndose a la querencia y arrancándose al picado que guardaba la puerta, el de Curro Sánchez, que le recetó la primera vara. José Manuel Valle Quinta dejó la segunda vara. Tendía el animal a desentenderse de los engaños, pareando bien Pirri ante la lidia de Castellanos. Se distraía y salía suelto el toro tras el inicio de la faena de Curro Díaz, y no tuvo celo durante el trasteo. Ante la sosería, decidió ir a por la espada y pasaportarlo Díaz. Silencio.

"Acobardado” llevaba por nombre el quinto de El Montecillo, con un peso de 562 kilos, y que ya de salida mostró complicaciones. Al relance acudió al caballo que montaba Juan Melgar, protestando muchísimo en el caballo e incluso poniéndole la cabeza en el mismo pecho al picador. Jarocho y Víctor Manuel Martínez pasaron las de Caín para ponerle los rehiletes al animal, cogiendo el de El Montecillo a este último al intentar clavar el último par debido a que la presidencia se negó en rotundo a cambiar el tercio con tres palos. Con el pitón izquierdo lo enganchó por la zona de la rodilla izquierda y lo magulló, afortunadamente sin consecuencias mayores. Manso de libro fue el toro, yéndose pronto Fandiño a por la espada ante un animal que se defendía e iba todo el rato con la cara arriba, y que pudo tener algún problema en la visión. A la primera lo mató el torero de Orduña. Hubo división de opiniones por hacerle gestos el torero a una parte del tendido.

 

"Helénico” se llamaba el castaño sexto con el hierro de Parladé, nacido en enero de 2012, y muy protestado de salida por su presencia. Sin embargo, embistió bien al capote de David Mora, humillando. Volvió a clavar un gran par de banderillas Ángel Otero en primer lugar, casi prendiendo el de Parladé a José María Tejero, que tuvo piernas para salvar ese hilo que le hizo y saltar el olivo. Otro buen par dejó Otero, obligándole la plaza a desmonterarse por segunda vez en esta feria. Tras brindar a un amigo en el tendido, el toro se movió en el garboso inicio muleteril de David Mora, en el que le bajó la mano y dejó tres muletazos rodilla en tierra con mucho sabor. A los medios se fue Mora para plantearle el toreo a diestras, en una extraordinaria serie en la que de nuevo conectó con el tendido. Le repitió con codicia en la siguiente tanda, pero se apagó más por el pitón izquierdo el de Parladé- Aun así, prosiguió el runrún en el tendido para que, tras el estoconazo, la plaza le pidiese el trofeo, concedido por el palco.

 

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Las Ventas. Octava de San Isidro. Corrida de toros. 19656 espectadores. 

Cuatro toros de Parladé, el segundo como bis, y dos, cuarto y quinto, de El Montecillo.

Curro Díaz, silencio y silencio. 

Iván Fandiño, silencio y silencio. 

David Mora, ovación y oreja. 

Galería de fotos
12
1
Comentarios
CULTORO PROYECTA SL Contacto Publicidad Aviso legal Política cookies
Calle Platerías número 41, Colmenar Viejo 28770 - Madrid - España - redaccion@cultoro.com
Desarrollado por: CMS Peridicos