Domingo 17 de Diciembre | 16:48 hs

JAVIER FERNÁNDEZ-CABALLERO
MADRID

Dos buenos toros para Curro Díaz y López Simón en el Día del Patrón

Tercero –que no lo entendió López Simón- y cuarto –con el que Curro Díaz escuchó leves pitos- destacaron en el encierro de Montalvo; Paco Ureña, con un fuerte percance, se llevó el peor lote

JAVIER FERNÁNDEZ-CABALLERO / FOTOGALERÍA; LUIS SÁNCHEZ OLMEDO

Se ponía guapa la plaza de toros de Las Ventas para la corrida del día de San Isidro este 15 de mayo. Curro Díaz, Paco Ureña y López Simón hacían el paseo mayor a las siete en punto de la tarde con un encierro de Montalvo como materia prima ganadera. Dos buenos toros hubo para Curro Díaz y López Simón en el Día del Patrón: tercero –que no lo entendió López Simón- y cuarto –con el que Curro Díaz escuchó leves pitos- destacaron en el encierro de Montalvo; Paco Ureña, con un fuerte percance, se llevó el peor lote. 

Número 4 era el primero de la tarde, de nombre "Liricoso”, al que Curro Díaz saludó con muchísimo gusto a la verónica, con una templada tranquilidad del jiennense dejando un gran sabor en la bella media, en la que el animal perdió las manos.Muy suelto salió del caballo, no quedándose en ninguno de los dos encuentros, cambiando el presidente el tercio entre los pitos del respetable. Al quite entró Paco Ureña, siendo posteriormente prendido Manuel Muñoz "Lebrija”, teniéndolo el toro a merced y siendo trasladado a la enfermería inmediatamente. Al Rey don Juan Carlos fue el brindis de Curro Díaz, que se puso directamente a torear con muletazos torerísimos sacándose el animal a los mismos medios. Por el derecho conectó en la siguiente serie, pero no la remató por el tornillazo final con el que el toro llegaba al epílogo de la tanda. No caló el toreo al natural del jiennense, aburriéndose y viniéndose a menos el de Montalvo para sacárselos de uno en uno a partir de ese momento el de Linares. Un espadazo defectuoso que escupió preludió a un golpe tremendo a la hora de entrar a matar en la que el animal le puso el pitón en el pecho. Palmas.

"Rondador” era el segundo de la tarde, negro listón, con 544 kilos de peso y nacido en octubre de 2011. Bajo, bien hecho, con la seriedad de Madrid que hizo cosas extrañas por el pitón derecho con la vista en el capote de Paco Ureña. Echó la cara arriba en el peto de Pedro Iturralde, cayendo a la arena tras la primera vara. Huidizo al caballo de Vicente González permaneció al hilo de la segunda vara. Álvaro López "Azuquita” fue efectivo en su par de banderillas. No tuvo lucimiento el toro durante la faena de Ureña, puesto que entre caídas y pitos de Madrid por su condición no pudo lucirse el lorquino. Mató de estocada que hizo guardia. Silencio.

Tito Sandoval picó al toro: de largo se le vino al caballo al piquero salmantino, pero no pudo aguantar la pelea en la primera vara el animal. Bien lo agarró Sandoval en la segunda vara, con el aplauso del tendido madrileño que lo despidió de la misma forma cuando se recogía al patio de caballos. Domingo Siro ejecutó un gran primer par de banderillas entre los capotazos efectivos de Vicente Osuna. Otro gran par dejó Jesús Arruga en el segundo par, cerrando de nuevo brillantemente el tercio Siro con Madrid obligándoles a recoger su sincera ovación. Mascaba la plaza el triunfo, pero se fue diluyendo la opción conforme avanzaba el trasteo de López Simón. No sujetó la condición de un animal que tuvo dulzura en su acometida, que no llevó las caras altas que sí mostró en el peto y con el que el de Barajas dejó momentos de calidad pero sin calado. El toro tuvo calidad, pero la falta de fuerza la acusó en varias ocasiones, lo que propició que el público no aguantase especialmente en la segunda parte de la faena el alargamiento de ésta por parte del madrileño. Se vino a menos el toro, pero tuvo una gran calidad. Mató de estocada.

De buena hechura, quizá el mejor del encierro en cuanto a presentación, fue el cuarto, y curiosamente el que mejor peleó en el caballo que montaba Curro Sánchez. Pirri dirigió la brega, pareando Óscar Castellanos y Jesús Arruga por el percance de Lebrija, destacando especialmente Castellanos. Bueno fue el inicio de faena del jiennense, torerísimo, poniéndose a torear directamente por el pitón izquierdo del animal tras ver el buen tranco del animal por ese lado. Largo lo llevó el torero de Linares por ese lado, encajándose también en la siguiente tanda. Prosiguió precisamente por el buen lado izquierdo que tenía el animal, con el pellizco que ha caracterizado su carrera. Por esa mano prosiguió su labor hasta que se rajó el animal y los remates deslucieron el buen trasteo del de Linares. Largo lo siguió llevando Díaz, que aprovechó esa gran prontitud, pero los enganchones y los bajonazos le quitaron el premio. Leves pitos para el torero. 

"Salinero” llevaba por nombre el cuarto, que se le vino cruzado a Paco Ureña y lo estrelló contra las tablas. Se repuso en el estribo el torero murciano y finalmente decidió proseguir su lidia. Vicente González llevó a cabo el tercio de varas. Curro Vivas lidió al animal, siendo muy comprometido el par de Azuquita. Con el torero visiblemente afectado por el percance anterior, comenzó por estatuarios su labor Ureña, para dejar una soberbia serie por el lado derecho que llegó a los tendidos de Madrid. Intentó cruzarse el murciano al natural, pero no tuvo la misma conexión ese lado que cuando cogió la diestra. Aun así, prosiguió al natural para sacárselos de uno en uno con un toro prácticamente aplomado. Un pinchazo y una estocada atravesada y haciendo guardia hicieron que cayese.

"Rivero”, colorado, con un peso de 570 kilos, bajo pero de seria estampa, era el sexto toro de la tarde. Le apretó hacia adentro a López Simón, picando al de Montalvo Ángel Rivas. Le cortó a Vicente Osuna en el primer par ante la lidia de Domingo Siro. Bien anduvo el tercero Jesús Arruga en su par, cortándole de nuevo a Osuna y sólo pudiendo dejar un palo en la tercera entrada. Complicado para poder hilvanar faena fue el toro. Pegajoso, sin uniformidad en sus repeticiones, fue deslucido el animal y silenciado el torero.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Las Ventas. Quinta de la Feria de San Isidro. Corrida de toros. 22.085 espectadores. 

Seis toros de Montalvo.

Curro Díaz, silencio y división. 

Paco Ureña, silencio y silencio. 

López Simón, silencio y silencio. 

Galería de fotos
11
7
Comentarios
CULTORO PROYECTA SL Contacto Publicidad Aviso legal Política cookies
Calle Platerías número 41, Colmenar Viejo 28770 - Madrid - España - redaccion@cultoro.com
Desarrollado por: CMS Peridicos