Domingo 17 de Diciembre | 05:24 hs

LIMA (PERÚ)

Andrés Roca Rey, triunfo de figura en casa

Tres orejas se llevó al esportón el torero peruano, mientras que un premio pasearon José María Manzanares y Rafael Serna, que confirmó su alternativa en Acho

SEBASTIÁN ARENAS

Dos toros de La Ventana del Puerto remendaban la corrida de Hermanos García Jiménez en la última de la Feria del Señor de los Milagros de Lima. José María Manzanares reaparecía para la ocasión en un cartel que remataban Andrés Roca Rey y Rafael Serna.

El primero fue de Rafael Serna, que confirmaba alternativa de perla y oro frente a Barbero, de la Ventana del Puerto que parchaba; uno negro algo terciado con 469kg. Fue llevado al caballo por su matador, donde De la Barra lo señaló para luego picarlo en la segunda entrada. Chicuelinas con aroma antiguo al quite. Pares aplaudidos -los dos primeros- con un toro que ya abría la boca en el segundo tercio. Se dio la ceremonia y brindó a la plaza el confirmando, para luego cerrarse en tablas y recibir al toro por doblones en el tercio. Buena fue la primera serie con la derecha, y mejor la segunda toreando desmayado. Le bajó un poco más la mano en la siguiente y comenzó a tocar la banda. Calamocheó el toro al natural y se quería rajar buscando la querencia en la segunda serie por el pitón izquierdo. Mató de una media caída y seis intentos con el descabello en una faena que fue a menos. Algunos pitos en el arrastre y silencio para el torero.

Fue pitado de salida Volador, el segundo de la tarde y primero del lote de Manzanares, por su escasa presencia por decir lo menos. Fue devuelto. El turno entonces para Zahareño del hierro nacional del Olivar, otro negro de 471kg que recibió el español a la verónica y fue aplaudido por sombra. Fue picado por César Caro el desmorrillado. Buen par de Rafael Rosa. Tenía movilidad pero una embestida descompuesta en los primeros pases. Mandando fue la segunda y puso a tocar a la “Juventud Cora Cora”. Siempre por el derecho, se llevó una fuerte ovación en la tercera serie. Con más clase fueron los naturales aunque haciendo breves pausas entre uno y otro; se rajó el burel tras esta última. Lo mató en el dos, por la suerte contraria. Oreja.

El tercero fue un Virrey castaño de García Jimenez que recibió el gallo peruano a portagayola. Torerísimo fue el quite que le recetó a su salida del caballo. Excelente tercio de banderillas de autoría de Ronald Sánchez y Dennis Castillo que saludaron una ovación. Brindó la muerte de su toro y fue arropado por su plaza. Ovacionado de pie Roca Rey tras una impactante primera serie de rodillas toreando templado. Se dejó tocar el trapo en la primera por la izquierda. Humillaba una barbaridad el animal pero también se paraba y lo miraba y la intensidad de la faena bajó. El torero se arrimó y más tarde dejó tres cuartos de estoque. Dos orejas.

Doctor se llamó el cuarto, con quien se restablecía el orden de lidia. Negro terciado y pobre de cara que empaló a Denis Sánchez en el de banderillas. Echaba la cara arriba y no le sobraba la fuerza al morlaco. Labor que no gozó de importancia por parte de un sector de la plaza. Sin ningún criterio, se puso a tocar la banda cuando el matador cogía la espada de matar. Lo pinchó dos veces y después dejó una media tendida. Ovación. 

El quinto fue Cristalino, de la Ventana del Puerto. Con más edad y trapío, algo ensillado. Recibió un puyazo de Josepht Rojas, que guardaba la puerta. Lo brindó el peruano a Juan Roca Rey, su tío. Lo quería llevar templado el torero pero el astado no tenía fuerza y perdía las manos. Orquestadamente sonó la música luego de la primera serie. Tuvieron más son los muletazos sobre la mano izquierda. Hizo el gesto y pidió la marinera para torearlo por cercanías. Algunos desplantes después excesivamente aplaudidos por un público entusiasta lo toreó por manoletinas. Pinchó el hueso y dejó una entera al segundo intento. Oreja.

El esfuerzo sincero de Rafael Serna paseó una oreja de peso en el sexto de la corrida, un animal que no fue nada fácil y del que extrajo muletazos con gusto para llegar bien arriba. Faena seria, de regusto, de menos a más en la que se pudo expresar el torero hispalense y caer de pie entre la afición. A placer lo llevó por la diestra, relajado, con suma elegancia, matando de un espadazo y paseando premio al calor y al cariño de la afición peruana. 

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Acho, Lima, Perú. Última de la feria del Señor de los Milagros. Corrida de toros. Lleno.

Cuatro toros de Hermanos García Jiménez y dos –primero y quinto- de La Ventana del Puerto.

José María Manzanares, oreja y ovación. 

Andrés Roca Rey, dos orejas y oreja. 

Rafael Serna, silencio y oreja. 

 

Galería de fotos
25
4
Comentarios
CULTORO PROYECTA SL Contacto Publicidad Aviso legal Política cookies
Calle Platerías número 41, Colmenar Viejo 28770 - Madrid - España - redaccion@cultoro.com
Desarrollado por: CMS Peridicos