Jueves 27 de Julio | 03:51 hs

JUAN GUILLERMO PALACIO
EL APUNTE DE JUANGUI EN MANIZALES

El caso del toro que Garrido jamás olvidará

Todo cambió cuando, con apenas cinco series, el torero José Garrido se dirigió a las tablas a recoger la espada, en el momento en el que el toro estaba embistiendo mejor

imagenes
zoom
El caso del toro que Garrido jamás olvidará

JUAN GUILLERMO PALACIO

El hecho:

Un toro, "Malicioso”, de la ganadería de Santa Bárbara, herrado con el 796, hijo de la vaca "Maliciosa”, número 132, y por inseminación artificial del toro 39 "Defensivo”, de la ganadería española de Las Ramblas, desbordó en la plaza de toros de Manizales a un joven torero español, natural de Badajoz, que dice llamarse José Manuel Garrido. En ese momento estaba indocumentado, manifestó que había perdido el carnet.

Afirman los testigos que el toro, de tez clara y color albahío, sin señales particulares, no se cansó de perseguir a los engaños. Agregan que el torero no fue capaz de sostener su toreo ante tal sobredosis de temperamento, agresividad, velocidad y fiereza del animal.   

Detalle de los acontecimientos:

Todo cambió cuando, con apenas cinco series, el torero José Garrido se dirigió a las tablas a recoger la espada, en el momento en el que el toro estaba embistiendo mejor.

Por eso más de la mitad de los asistentes lo comenzaron a presionar. Hasta que Garrido perdió el control, pues, en vez de torearlo, de sacarle provecho con la muleta, se resignó a verlo pasar y a consultarle repetidamente a la presidencia si se lo iba a indultar.

Un grupo numeroso de aficionados jóvenes, unos mil, que dicen pertenecer a un grupo al que llaman Tauro Joven, elevaron pañoletas rojas pidiendo con vehemencia el indulto. Pero el presidente de la corrida, identificado como Luis Bernardo Gómez, experto litigante y ciudadano de bien, no lo otorgó, a pesar de que –afirman testigos– ostenta el récord de indultos otorgados en el mundo.

En cambio, se saltó la Constitución. Le dio una oreja al torero extremeño sin aparente merecimiento; e impuso una pena que no existe en la ley 916 de 2004: ordenó un aviso al torero José Garrido cuando ni siquiera había entrado a matar.

Comportamiento de los testigos:

Aunque no cortó trofeos, el torero Luis Bolívar tuvo una buena actuación. No tuvo suerte con la espada.

El otro diestro, José Arcila, natural de Manizales y mayor de edad, tuvo un desempeño sobresaliente. Según expertos consultados, son evidentes sus aprendizajes en México y en España. Le dieron una oreja, esa sí justa.

Recomendaciones para el juez:

- En concepto del perito, el toro "Malicioso” habría sido útil para transmitir fiereza al campo bravo nacional. *

- La democracia representativa es imperfecta, hasta en las corridas de toros.

A las órdenes del juez.

Juan Guillermo Palacio – Gabriel Sepúlveda


Peritos judiciales


   *Nota de pie de página: las consideraciones sobre el toro "Malicioso”, número 796, de Santa Bárbara, aplican solamente para las condiciones de la cabaña brava nacional.

FICHA DEL CASO

62ª. Feria de Manizales. Segunda corrida. Miércoles, 4 de enero del 2016. Tarde nublada. Lleno en los tendidos. Se lidiaron toros de Santa Bárbara, de sobresaliente presentación y variado pelaje. Destacado el segundo e inolvidable el sexto. El cuarto se paró y primero y quinto mansearon con complicaciones.

Luis Bolívar: silencio y palmas.

José Arcila: oreja y saludo.

José Garrido (debutante): Palmas en su primero y oreja tras aviso.

Fuerte petición de indulto al sexto. No fue concedido.

FOTO: PUERTA GRANDE

 

11
2
Comentarios
CULTORO PROYECTA SL Contacto Publicidad Aviso legal Política cookies
Calle Platerías número 41, Colmenar Viejo 28770 - Madrid - España - redaccion@cultoro.com
Desarrollado por: CMS Peridicos