Sábado 25 de Marzo | 06:50 hs

NATALIA GIL
LA CRÓNICA DE SAN ISIDRO

Plasmado en Óleo

Sergio Galán abrió su séptima Puerta Grande en Madrid cortando dos orejas y haciendo un toreo profundo y de calidad. Los portugueses lo tuvieron difícil con los aceros

imagenes
zoom
Plasmado en Óleo

NATALIA GIL / FOTOGALERÍA: J.C. MARTÍN

 Dicen que las grandes gestas han de quedar perpetuadas para la posteridad. Que es justo que lo que nuestras pupilas sienten al presenciar momentos sublimes quede reflejado. Y, dicen también, que una de las formas más exquisitas para plasmarlo es a través de la pintura. La cultura y la historia vienen a avalar estas palabras que quieren defender lo vivido hoy en el ruedo de la capital.

Tres escenas pictóricas se esbozaron esta tarde en Las Ventas. Una siempre a colación de la anterior y todas ellas bajo el eterno ojo crítico del aficionado madrileño que estaba supervisando si alguna de ellas se alzaba como la gran Obra Maestra.

El mundo artístico goza de un abanico infinito de libertades y, es ahí donde hunde sus raíces el famoso "para gustos los colores” que muchos rejoneadores llevan a su terreno a la hora de atalajarse haciendo gala de las tradiciones del país que lo vio nacer.

El primero en tomar los pinceles fue el portugués Rui Fernandes. "Canario” fue el encargado de plasmar un primer boceto donde ya se apreciaba las líneas que iba a tomar la pintura. Fue "Etcétera” el que llamó la atención del público para que siguieran de cerca lo que se estaba dibujando. No llegó a mayores por lo que el luso decidió apostar por tonos más atractivos. Quiso plasmar verdad en sus primeras pinceladas de la segunda lámina y decidió irse a por el de Pallarés de frente, al salir de chiqueros, y encelarle tras clavarle el rejón en un quiebro. Esta nueva lámina de Rui ya comenzaba a marcar una composición de colores muy acertada. Así lo demostró "Estoque” con un par de banderillas que puso al tendido en pie por su buena colocación y ejecución. Pero el pincel encargado de poner el broche final emborronó la pintura y al jurado no le sirvió.

Ya tenía ganas Sergio Galán de tener en sus manos los cachivaches y lanzarse a pintar. La combinación de colores y la calidad de los pinceles salió tan excelente que el conquense recibió por ello un trofeo titulando a la lámina: "Buen hacer de Trópico y sitio marcado el de Titán”. Comenzaba su segunda oportunidad, su segunda pintura y tenía tan cerca el que su obra se alzase como maestra que confió en los pinceles que nunca le fallan, en los que sus trazos rondan la perfección. Templó la bravura de la pintura con "Amuleto”, el tendido ya estaba expectante de los trazos que estaba cogiendo la faena. Era el turno de "Ojeda”, el luso-árabe vino a marcar la forma más pura y exacta de pincelar a un toro, quiso dibujarle con todo detalle y no dudó en irse de frente, de poder a poder, y examinarle mientras que le susurraba al oído que ese trofeo iba a ser suyo. "Apolo” vino a refinar la lámina a golpe de un impecable piaffe cadencioso. Tan solo faltaba la rúbrica de la lámina y "Óleo” la imprimió tan impoluta que alcanzó el premio soñado. Madrid se emocionó y se le cayeron las lágrimas.

Joao Moura lo tuvo más complicado porque antes de comenzar a pintar su segunda lámina, ya estaba mojada. Tenía que dibujar, aun con inconvenientes, y las pinceladas se apreciaban borrosas. La situación no era la más idónea pero el rejoneador portugués puso empeño y ganas para plasmar su sentimiento.

Se pintó, se plasmó pasión y raza pero solo una supo contar bien la gesta. Solo una se alzó como la gran Obra Maestra que se pintó bajo el Óleo perlita de Galán. El rejoneador quiso plasmar su séptima Obra Maestra sobre una pintura de caballo, Óleo.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Las Ventas. Feria de San Isidro. Corrida de rejones.

Seis toros de José Benítez Cubero.

Rui Fernandes, ovación y ovación. 

Sergio Galán, oreja y oreja. 

Joao Moura, ovación y palmas. 


 

Galería de fotos
6
0
Comentarios
CULTORO PROYECTA SL Contacto Publicidad Aviso legal Política cookies
Calle Platerías número 41, Colmenar Viejo 28770 - Madrid - España - redaccion@cultoro.com
Desarrollado por: CMS Peridicos