Domingo 30 de Abril | 15:55 hs

TÓPICOS NO

Yeyes Dols: "Si naciera hoy probablemente pensaría en ser torera"

'Josemari es súper cabezota y muy manazas, pero un padrazo'

Yeyes Dols: "Si naciera hoy probablemente pensaría en ser torera"

Hay gente tan perfecta en apariencia que cuesta pensar que puedan ser personas. Como los Manzanares. Tan guapos, tan estupendos, tan simpáticos, tan triunfadores ellos.

De Josemari se han dicho tantas cosas que poco queda por decir. De Manolo, menos -la sombra del mayor es alargada-. De Ana y Yeyes, casi nada. Porque ellas han estado siempre al otro lado de los flashes, allí donde acaba el famoso y empieza el hermano cabezota, o el padre con sus manías.

Pero Yeyes es más de escribir que de que la escriban. Para eso estudió Periodismo. Porque sí, hermana, hija y nieta de toreros, quizá ahora sí piensa que podría haber sido torera, pero...

-... pero la época en la que yo nací eso ni se planteaba. Las hijas de los toreros no iban ni a la plaza, y de torear ni hablamos. Quizá si mi padre me hubiera tenido hoy, tal como son las cosas ahora mismo y lo que se ha avanzado, podría rondarme la idea de ser torera, pero entonces...

-Y eso que os ha enseñado a torear a los cuatro.

-Sí, y además las sensaciones más bonitas que he tenido en mi vida han surgido delante de una becerra. He toreado desde niña en el campo, pero hasta hace dos años no he sido capaz de asimilar y poder realizar todo lo que mi padre me decía que hiciera. Cuando lo logré, no puedo explicarte la sensación de que el animal vaya por donde tú quieres... ¡si me tiré una semana pensando que iba a ser figura del toreo! Tenías que haberme visto, pensando qué trajes me iba a hacer, dónde iba a torear... y hasta mi padre se emocionaba y hablaba de montar un festivalito para que torease.

-Pero a ti te ha tocado ver y sufrir los toros desde la barrera.

-Sí, y nunca te acostumbras a ese sufrimiento. A Madrid no voy. Estuve viendo a mi hermano hace dos años y lo pasé tan mal que no vuelvo: el toro tan grande, unos tendidos enfrentados con otros... Y yo, que sufro por todos los toreros porque a todos me une la amistad, imagínate cómo sufro con mi hermano.

-En Sevilla, el día de los seis toros, lo pasaste mal, ¿no?

-Fatal. Lo cuento en mi blog (http://elblogdeyeyesdols.blogspot.com.es/). Pensaba en que dentro de unos días iba a ser papá, en lo mucho que había entrenado, en su sacrificio, en sus ilusiones... Fue una tarde muy difícil.

-¿Sufres más como hija o como hermana de toreros?

-Es completamente distinto. Con mi padre tenía una gran seguridad. De pequeña no lo vi porque estaba mal visto que las niñas de los toreros fueran a la plaza, pero cuando reapareció sí le seguí y no tenía miedo porque le veía completamente seguro. Con mi hermano es muy distinto: he vivido toda su evolución, desde la primera becerra, y siento sus triunfos y sus malas tardes como si fueran mías.

-¿Y con Manolo?

-Peor, porque además ahora está pasando ese momento difícil, de dudas, que ya pasó Josemari en su momento. Además, es el pequeño de los hermanos, yo me llevo con él siete años, y siempre lo hemos protegido. Y luego hay que tener en cuenta que Josemari lleva diez años de alternativa y Manolito solo tres: yo lo noto muy seguro a caballo pero tengo el miedo de que no le rueden las cosas.

-¿Cuál ha sido la tarde que más has disfrutado con cada uno?

-Con Josemari la tarde siguiente a la del indulto en Sevilla, la de las cuatro orejas, porque el día anterior no pude estar; con Manolo, su alternativa en Alicante; con mi padre, la tarde que se cortó la coleta en Sevilla y la de las dos orejas en su reaparición en Algeciras.

-Como fashion blogger, ¿qué no hay que ponerse para ir a los toros?

-Primero, el amarillo, por respeto a los toreros. Y tampoco algo muy corto: nada de minifaldas ni minishorts. Luego hay que tener en cuenta la personalidad de cada plaza: en Sevilla hay que ir casi de etiqueta (yo cuando voy podría asistir a una boda al salir de los toros), en Madrid también se debe ir elegante, pero en Alicante puedes ir con un vaquero y unos tacones tan mona.

-Se os ve presumidos a los Manzanares...

-¡Mucho! A todos nos encanta un espejo, nos vamos mirando en todos los escaparates, sobre todo Josemari. No sé si es un síntoma de inseguridad, pero lo llevamos dentro todos, mi madre, mi padre, mis hermanos y yo. Y luego fíjate, mi hermano se compra un traje de calle y cuando llega a casa se pone con él delante del espejo... ¡a torear! Yo le digo: "Pero Josemari, si con este traje no tienes que ir a la plaza", pero le da igual. Supongo que quiere sentirse torero con todo lo que se pone.

-Desde fuera las familias de rancio abolengo taurino dais la imagen de elitistas, pero en tu blog veo que la mayoría de tus zapatos son de Zara...

-No soy una fashion victim: tengo un fondo de armario bueno pero los complementos los compro en Zara, Mango, Blanco... ¡y más los zapatos, que se estropean mucho!

-¿Tienes alguna prenda fetiche para ver torear a tus hermanos?

-No, siempre llevo una medalla de la Virgen de Guadalupe y un hierro rígido de oro que nos regaló mi padre una Navidad, con el hierro de la ganadería. Pero sí es cierto que cuando mis hermanos triunfan suelo repetir la misma ropa la tarde siguiente que voy a verlos.

-En tu blog hablas de uno de los últimos libros que has leído, "Manual de la perfecta cabrona". ¿Hay mucho cabronazo suelto en el mundo del toro?

-¡Muchísimo! Bueno, pero en el mundo del toro y en todos... Yo siempre le digo a mi padre que me habría encantado vivir en la época del toreo romántico, cuando los toreros iban vestidos de traje corto y fumaban puros inmensos, iban a las tertulias de intelectuales... En aquella época había valores que hemos perdido.

-Como periodista, ¿qué le preguntarías a tu hermano Josemari si no le conocieses de nada?

-Mmmmm... qué pregunta más difícil... ¡si mi hermano y yo nos lo contamos todo! A ver, creo que le preguntaría en qué corridas que ha toreado mi padre le habría gustado compartir cartel con él.

-Por cierto, Yeyes, ponte en modo hermana chinche y cuéntanos qué defectos tiene Josemari, que parece tan perfecto.

-Es súper cabezota. Y muy manazas: mi madre le compraba maquetas de aviones y no había manera de que montase uno en condiciones. Pero creo que es por su impaciencia.

-Dime que con los pañales de sus hijos lo lleva mejor...

-Sí... no sabes qué padrazo es. Para eso es bien moderno: cambia pañales, da biberones, prepara baños... Se le cae la baba con sus hijos... y a mí viéndolos.

Comentarios
CULTORO PROYECTA SL Contacto Publicidad Aviso legal Política cookies
Calle Platerías número 41, Colmenar Viejo 28770 - Madrid - España - redaccion@cultoro.com
Desarrollado por: CMS Peridicos