Lunes 27 de Marzo | 03:54 hs

INSTANTES EN EL TIEMPO

Tres glorias

El genial Lagartijo y su época

Tres glorias

El nombre de "Lagartijo" llena, junto con el de "Frascuelo", toda una época del toreo. Dejó en los anales taurinos, clasificada con su nombre, una media estocada, porque nadie hubo que la ejecutara con tamaño valor y limpieza.

Se distinguía por su amistad con el matador, don Francisco Romero Robledo, el famoso político antequerano. A pesar de la diferencia de posiciones, cultura y educación, los dos sentían un recíproco sentimiento de afecto.? A menudo, el político sentaba a su mesa al ídolo de los toros.

Un día, llegada la sobremesa, don Francisco, arrebatado por el entusiasmo que sentía por el torero, le dijo:

Rafael, eres una gloria. ¡Una verdadera gloria!

¿Yo una gloria?, replicó el diestro. ¿Una gloria de qué, don Francisco?

Del toreo y de Córdoba, Rafael. En tu tierra hay dos glorias indiscutibles: tú y Gonzalo Fernández de Córdoba.

"Lagartijo" se quedó mirando fijamente sin atreverse a rectificar, y después de una breve pausa manifestó convencido:

¿Yo y Gonzalo Fernández de Córdoba? Usted perdone, don Francisco, pero somos tres. ¿A dónde me deja usted "ar" Gran Capitán?

Anecdotario Taurino recopilado por Don Antonio Díaz Cañabate

Fuente: El Cossio (Los Toros, Tratado Técnico e Histórico)

Comentarios
CULTORO PROYECTA SL Contacto Publicidad Aviso legal Política cookies
Calle Platerías número 41, Colmenar Viejo 28770 - Madrid - España - redaccion@cultoro.com
Desarrollado por: CMS Peridicos