ESCUELA DE TAUROMAQUIA

El comportamiento del toro: banderillas

lunes, 23 de diciembre de 2013 · 00:00

El toro es fundamental para la creación artística de un torero. Una materia prima, tal como un lienzo en blanco para el pintor, o un trozo de mármol recién extraído de la cantera para un escultor.

Este animal, que busca en la embestida arrebatar la vida de cuantos se ponen en su camino, tiene un comportamiento propio que es imprescindible saber para valorar en consecuencia la categoría y calidad de la actuación de sus lidiadores.

Es necesario conocer al toro, para comprender el valor del toreo.

El tercio de banderillas tiene como objeto avivar la embestida del toro y comprobar su comportamiento después de pasar por el tercio de varas.

Comprobar su galope, dónde coloca la cara al encontrarse con el banderillero en el momento del embroque, o en qué terrenos se siente más a gusto, son algunas de las informaciones que el matador debe de atender para asegurar la mayor lucidez en el toreo de muleta.

Cada matiz cuenta.