Jueves 29 de Junio | 11:52 hs

LA RAZÓN INCORPÓREA

Kikirikeros de fuste

Un reportaje con los grandes kikiriqueros de la historia

El kikirikí es un ayudado a dos manos con los codos altos. Con los codos, al menos, por encima de la cintura. Este muletazo fue inventado por Joselito el Gallo. De ahí, y de la figura que compone el diestro al ejecutarlo, viene su nombre.

El kikirikí es uno de los mejores remates para cerrar una tanda de pases con la muleta (según Prudencio Germán). La pena –añado yo- es que se vea demasiado poco. Aunque por suerte, todavía se ve. Incluimos a continuación un listado de grandes intérpretes del kikirikí.

1. JOSELITO EL GALLO: Joselito fue el genial inventor de ese chispazo genial. Lo vemos aquí en distintas variantes del muletazo que creó:

Kikirikí de Joselito con el compás cerrado. Con los pies juntos.
El modelo original y modélico del kikirikí. Una estampa de torería y una imagen para la posteridad.
El toreo en movimiento. Cuando el kikirikí parece un paso de sevillanas
El toreo en movimiento. Cuando el kikirikí parece un paso de sevillanas
Joselito elevándose sobre las puntas de los pies. Sutileza muletera.
Joselito elevándose sobre las puntas de los pies. Sutileza muletera.

 

2. PEPE LUIS VÁZQUEZ: otro diestro que los bordaba. ¡Pepe Luis! La gracia en estado puro (y algo más que gracia). Los dos codos van a la misma altura y por encima de la cintura como en Joselito aunque, en este caso, por debajo de los hombros. Los pies van juntos.

 

 

 

 

 

 

Los codos van ahora desemparejados. Esa será la tónica del kikirikí moderno. El brazo del estoque muy arriba con el codo muy alto por encima de la cabeza. El brazo de la muleta, algo más abajo sujetando al toro.

3. ANTONIO BIENVENIDA. Decía Ángel Luís Bienvenida que el Papa Negro les había enseñado a él y a sus hermanos que los muletazos "nunca había que llevarlos pensados". En las imágenes que insertamos a continuación podemos disfrutar con Antonio Bienvenida rematando una tanda de muletazos. El toro se le revuelve y el maestro improvisa un precioso kikirikí.

 

Simplemente, Ronda mirándose en Sevilla.
Simplemente, Ronda mirándose en Sevilla.

 

 

4. ANTONIO ORDÓÑEZ. Simplemente, Ronda mirándose en Sevilla. El rondeño, aunque poco dado, en general, a pinturerías sevillanas era capaz de interpretar este muletazo tan sevillano con absoluto respeto a sus formas y a su esencia. La mano del estoque, con el codo a la altura del hombro, se acerca a la de la muleta, lo que permite montar la muleta más en corto.

 

 

Este inspirado remate de Pepe Luís Vázquez Silva rezuma torería y gracia. Las manos casi juntas.
Este inspirado remate de Pepe Luís Vázquez Silva rezuma torería y gracia. Las manos casi juntas.

 

 

 

5. PEPE LUIS HIJO.

 

 

 

 Arte y majestad, como le cantara Camarón, tiene este muletazo de Curro
Arte y majestad, como le cantara Camarón, tiene este muletazo de Curro

 

 

 

6. CURRO ROMERO. En el caso de Curro, el latigazo de este kikirikí adquiere un empaque propio de la personalidad de este torero. Un muletazo de tremendo sabor.

 

 

 

¡Y nos estábamos olvidando de Morante!
¡Y nos estábamos olvidando de Morante!

 

 

 

7. MORANTE DE LA PUEBLA. Una ejecución en la línea del kikirikí más actual. Con el detalle añadido de marcar la salida del toro con la mano de la muleta, no hacia afuera, sino hacia los adentros. Un detalle que evoca y recuerda a Antonio Ordoñez.

Comentarios
CULTORO PROYECTA SL Contacto Publicidad Aviso legal Política cookies
Calle Platerías número 41, Colmenar Viejo 28770 - Madrid - España - redaccion@cultoro.com
Desarrollado por: CMS Peridicos