Jueves 27 de Julio | 03:35 hs

JUAN DIEGO MADUEÑO
EN ELSITIO

El Erasmus informativo

Hace tres años, durante mi estancia Erasmus en Italia, olvidé tantas cosas que creo que me dejé a mí mismo en la puerta de embarque aquel septiembre...

El Erasmus informativo

 Hace tres años, durante mi estancia Erasmus en Italia, olvidé tantas cosas que creo que me dejé a mí mismo en la puerta de embarque aquel septiembre. Escribo poco de esto porque ese recuerdo es como un tesoro que prefiero ir gastando poco a poco, como se hacen las cosas que gustan pero duelen. Fue un año de asueto en el que el mundo se redujo drástica y felizmente a una proporción enorme de viajes, fiestas y sobremesas –lugar donde verdaderamente se conoce a las personas; las primeras citas se deberían concertar en una sobremesa después de comer cada individuo por su cuenta: caerían estrepitosamente la estadística de divorcios en el mundo- concentrados tan intensamente en 365 días que el resultado de lo vivido sale a deber: ingresos extraordinarios de vida. Un viaje de una semana a Polonia se convirtió, por ejemplo, en una vorágine de noches sin días en los que Cracovia nos atrapó obligándonos a pasarlo bien: mucho se habla de cómo Sabina escribió 19 días y 500 noches, pero me gustaría verlo sufrir en grupo una resaca gaseosa de cervezas pintas. "Hemos venido a estudiar, entre otras cosas”, nos decíamos, ingenuos, los primeros días.

Algo así ocurre con algunos medios de comunicación y portales de información taurinos. Viven tan felices revueltos en el barro de la endogamia, en la diversión del tentadero y el reportaje, que olvidan para qué están. El Erasmus salvaje en el que vive el periodismo taurino, con ejemplos en todas las casas, se vino a la realidad la semana anterior cuando el tema principal de esos días, después de la polémica de Sevilla, quedó inédito en algunos dominios: los jóvenes, argumento siempre útil en editoriales, objeto de reproches en las redes sociales y masa sin nombre a la que regalar entradas, premiaron a través de una gala la temporada taurina 2014. El milagro de los milagros; el agua en el desierto. Pero nada, oiga, no sé a qué tipo de intereses responderá pero todavía hay quien no ha dedicado una sola línea, ni un descuidado titular a ello porque, supongo, anda concentrado escribiendo un muy críptico y sesudo artículo sobre el futuro de la tauromaquia.


 

Comentarios
CULTORO PROYECTA SL Contacto Publicidad Aviso legal Política cookies
Calle Platerías número 41, Colmenar Viejo 28770 - Madrid - España - redaccion@cultoro.com
Desarrollado por: CMS Peridicos