Martes 27 de Junio | 13:19 hs

EL TENDIDO DE LOS SASTRES

Civilón

Otro 'Civilón' tiene una historia que se remonta a los inicios de la Guerra Civil y ocurrió en Barcelona...

zoom
Civilón

PACO MARCH

 

Aguardaba Román en el burladero de matadores la salida del último de la segunda tarde isidril y por toriles apareció "Civilón", toro de El Ventorrillo.

Otro "Civilón" tiene una historia que se remonta a los inicios de la Guerra Civil y ocurrió en Barcelona.

"Civilón", de la ganadería de Juan Cobaleda iba a ser lidiado en Valencia como novillo pero una pelea en el campo, de la que resultó herido, lo impidió. En su recuperación, junto a quienes se ocupaban de ello, una niña, Carmen, que un día llamó al toro por su nombre. Dócil, "Civilón" acudió, dejándose acariciar, lo mismo que ocurrió en día posteriores, de tal manera que a Carmen la acompañaban otros niños del lugar y con todos "Civilón" se comportaba de igual manera.

La historia corrió de boca en boca y cuando se anunció que iba a ser lidiado en Barcelona más de uno pidió su indulto...antes de saltar al ruedo. En los días previos a la corrida la gente acudía a verlo, lo acariciaba, se fotografiaba con él.

Llegado el día, los tendidos de la Monumental se llenaron de gente y de pancartas que pedían el indulto de "Civilón" y la plaza fue un clamor durante el tercio de varas, mientras quien debía ser su matador , "El Estudiante", era el convidado de piedra en tan insólita situación.

El presidente atendió al gentío (hubo algunas voces discrepantes, claro) y el pañuelo naranja asomó en el palco. "Civilón" volvió por donde había salido (no sin antes acudir a la llamada -por su nombre- del ganadero asomado a un burladero) , antesala de la gloria en el campo charro. Pero no.

Aún no había salido "Civilón" de Barcelona cuando el estallido de la Guerra obligó a su sacrificio y así, un toro bravo que salvó la vida sin poder demostrar su condición pero al que el pueblo hizo suyo, sirvió para paliar las primeras hambres de los milicianos.

Una historia que los antis, en su ignorante arrogancia, jamás podrán entender.

Ni falta que hace.

 

22
0
Comentarios
CULTORO PROYECTA SL Contacto Publicidad Aviso legal Política cookies
Calle Platerías número 41, Colmenar Viejo 28770 - Madrid - España - redaccion@cultoro.com
Desarrollado por: CMS Peridicos